Mundo NOVA
Eva Kaili

Imputaron por corrupción a la vicepresidenta del Parlamento Europeo que permanece detenida en la causa vinculada a Qatar

La eurodiputada griega Eva Kaili, detenida en Bruselas por sospechas de corrupción, organización criminal y blanqueo de capitales vinculados a Qatar.

La eurodiputada griega Eva Kaili, detenida en Bruselas por sospechas de corrupción, organización criminal y blanqueo de capitales vinculados a Qatar, fue imputada por la justicia y despojada de sus funciones como vicepresidenta del Parlamento Europeo. Además, la justicia imputó a otros tres detenidos en la causa.

La legisladora, de 44 años y expresentadora de televisión, no pudo beneficiarse de su inmunidad parlamentaria, ya que la infracción que se le atribuye fue constatada en “flagrante delito” el viernes, cuando fue detenida con bolsas llenas de billetes, según detalló la fiscalía federal.

“A la luz de las investigaciones judiciales en curso por parte de las autoridades belgas, la presidenta del Parlamento, Roberta Metsola ha decidido suspender con efecto inmediato todos los poderes, deberes y tareas que fueron delegados a Eva Kaili en su calidad de vicepresidenta del Parlamento Europeo”, indicó un portavoz de la presidencia de esa cámara legislativa.

El grupo de los Socialistas y Demócratas en la Eurocámara, al que pertenece Kaili, ya había decidido el viernes suspender a la eurodiputada griega en esa formación.

Además, expresó su “plena” disposición a cooperar con las autoridades judiciales y pidió paralizar cualquier expediente y votación relacionada con los Estados del Golfo hasta que “hasta que las autoridades competentes proporcionen información y aclaraciones relevantes”.

Junto a Kaili, los imputados son su compañero; el ex eurodiputado italiano Pier Antonio Panzeri (también socialdemócrata); el recién elegido presidente de la Confederación Internacional de Sindicatos, Luva Visentini, y un lobista cuya identidad no ha trascendido.

Metsola indicó en un mensaje de Twitter que la institución “se mantiene firme contra la corrupción”, y aseguró que cooperará “completamente con las autoridades policiales y judiciales pertinentes”.

“Haremos todo lo posible para ayudar a la justicia”, afirmó Metsola.

El escándalo estalló el pasado viernes, en pleno Mundial de Fútbol, tras varios meses de investigación de la Fiscalía belga, que sospecha que Qatar ha pagado “grandes cantidades de dinero” y ha ofrecido “regalos significativos” a personas que tienen una “posición política estratégica” dentro del Parlamento Europeo, para influir en sus decisiones.

Lo habría hecho “pagando sustanciales cantidades de dinero y ofreciendo importantes regalos a terceros con una posición política o estratégica importante en el seno del Parlamento Europeo”, dijo el viernes la Fiscalía federal.

De hecho, la policía judicial confiscó durante los registros material informático, teléfonos móviles y unos 600.000 euros en dinero en efectivo.

Estos regalos por parte de los qataríes habrían estado ligados a la voluntad del país de mejorar su imagen en lo que concierne a los derechos humanos y el trato dado a los trabajadores migrantes, en medio de múltiples polémicas que se han desatado por las muertes de empleados en los últimos años en el país, desde que fue designado como anfitrión del mundial.

Según los diarios belgas “Le Soir” y “Knack”, se encontró medio millón de euros en efectivo en casa de Panzeri, quien ahora es presidente de la asociación Fight Impunity, dedicada a luchar contra la impunidad por violaciones graves de los derechos humanos o crímenes contra la humanidad.

Lectores: 294

Envianos tu comentario