NOVA Deportes
Juega en el FC Orenburg

Charla exclusiva con Diego Acosta, el joven paraguayo ex Atlético Mineiro que juega en la Premier League Rusa

Diego Acosta es un delantero nacido en Minga Guazú que juega en el FC Orenburg y se ha colocado por su nivel entre las promesas más grandes del fútbol paraguayo.
El jugador formado en Libertad, donde estuvo desde los 8 años hasta la categoría sub-18, no pasó por alto el agradecimiento al club y a su numerosa familia que lo apoya desde pequeño.
Ha pasado por las categorías sub-16 y sub 20 de Paraguay y sueña con la convocatoria al seleccionado mayor.
Reforzó en el año 2020 a Atlético Mineiro, dónde jugó con el equipo sub-20: "En Brasil sentí el fútbol de verdad, te dejan jugar como sos y jugar libre y sin presión, es lo que a uno como jugador le gusta" contó.
Llegó a compartir entrenamientos con cracks de selección como Diego Costa o "Hulk".
Llegó a compartir entrenamientos con cracks de selección como Diego Costa o "Hulk".

Por Luciano Capdevila, especial para NOVA

Diego Acosta, el jugador de apenas 19 años, habló con NOVA de su adaptación a un país en guerra, su ilusión por el seleccionado y también recordó su paso por Brasil y sus raíces en Libertad.

Acosta es un delantero nacido en Minga Guazú (departamento Alto Paraná) y se ha colocado por su nivel entre las promesas más grandes del fútbol paraguayo. El joven se incorporó a mitad de año al FC Orenburg de la Premier League Rusa, una liga que nuclea a varias estrellas.

"Estoy feliz porque estamos bien con el equipo, vamos bien en la tabla y me siento muy cómodo y adaptado al país, creo que se puede venir mi mejor nivel" contó en exclusiva.

Ese avance en la adaptación se debe a que está en Rusia desde hace siete meses, ya que jugó la temporada anterior en el KamAZ de la segunda división: "Entre la segunda y la primera división hay una diferencia abismal, las canchas eran sintéticas y cuando asciendes te encuentras con equipos grandes, que juegan Champions League, estadios fabulosos, es un sueño cumplido" expresó.

Sobre cómo fue llegar al país, que actualmente se encuentra en guerra con Ucrania, y cómo se vive allí, dijo a NOVA: "Al principio fue bastante difícil, todo es diferente. El fútbol, el idioma, el frío. Además extraño mucho a la familia, es un factor importante porque estoy solo y también por el tema de la guerra, ellos se preocupan mucho".

Por fortuna, no ha vivido sustos con el tema del conflicto bélico, pero aclaró que en Rusia "algunos ciudadanos están en pánico, porque los quieren llevar a la guerra, no se sabe quién puede ir. Sin embargo, la ciudad está lejos de la frontera y no estoy tan pegado al problema".

En cuanto a su adaptación futbolística, que también está siendo fenomenal, se debe a varios factores como por ejemplo que comparte plantel con tres argentinos (Gabriel Florentín, Lucas Vera y Brian Mansilla), que han desarrollado una gran relación con él y comparten mucho tiempo juntos.

También es producto del trabajo de un gran cuerpo técnico con Marcel Lička a la cabeza: "Son de nacionalidad checa pero no son distantes, se preocupan mucho por nosotros, sentimos ese cariño y por eso estamos cómodos. Hay un español y tenemos traductor para entender todos sus conceptos" contó Diego.

"Estar acá es una vidriera, por eso elegí Rusia. Quiero estar en el radar de Europa y poder ir a ligas importantes y a la selección mayor, uno siempre apunta a lo mejor " contó quien ha pasado por las categorías sub-16 y sub 20 de Paraguay.

"No he tenido contacto con los técnicos, pero los coordinadores se mantienen en contacto y me mantienen ilusionado" agregó sobre su posible convocatoria a la absoluta guaraní.

El jugador formado en Libertad, donde estuvo desde los 8 años hasta la categoría sub-18, no pasó por alto el agradecimiento al club y a su numerosa familia que lo apoya desde pequeño.

"Mí familia fue siempre mi pilar, me guiaron desde chico hacia lo mejor. Tengo tres hermanos y a mis padres que son lo más grande que hay, espero poder verlos pronto. Y Libertad lo es todo para mí, es mi segunda casa y espero algún día regresar a devolver un poco de todo lo que me dieron", expresó.

Su estadía en el conjunto "Repollero" finalizó cuando reforzó en el año 2020 a Atlético Mineiro, dónde jugó con el equipo sub-20: "En Brasil sentí el fútbol de verdad, te dejan jugar como sos y jugar libre y sin presión, es lo que a uno como jugador le ayuda. Tuve profesionales que me ayudaron bastante y aprendí mucho en mi estadía allí" contó quien llegó a compartir entrenamientos con cracks de selección como Diego Costa o "Hulk".

El joven ha sido convocado en todos los partidos del FC Orenburg, aún no ha marcado goles y aguarda por tener más minutos y por el sueño de integrar alguna de las mejores ligas del mundo y el seleccionado paraguayo.

Lectores: 329

Envianos tu comentario