Mundo NOVA
Batalla cultural contra el marxismo

VIDEO | Estados Unidos: DeSantis declara en Florida el 7 de noviembre feriado por el "Día de las Víctimas del Comunismo"

La conmemoración devendría porque en el año 2017 dichas ideas se apoderaron por primera de un país, con la Revolución Bolchevique.

El gobernador de Florida, Ron DeSantis, firmó el lunes una nueva ley que establece el 7 de noviembre de todos los años como el “Día de las Víctimas del Comunismo”, un nuevo feriado estatal.

“Hoy establecí el 7 de noviembre como el Día de las Víctimas del Comunismo para honrar a quienes han sufrido bajo el comunismo y recordarle a la gente la destrucción que el comunismo ha causado en todo el mundo, incluido un número de muertos que supera los 100 millones”, escribió DeSantis en un tweet el lunes. “En Florida, diremos la verdad sobre el comunismo”.

La HB 395 también requiere que, como ocurre con el resto de los feriados, se instruya en las escuelas por qué se conmemora el “Día de las Víctimas del Comunismo”, cuáles fueron sus causas y consecuencias.

“Queremos asegurarnos de que todos los años la gente de Florida, pero particularmente nuestros estudiantes, aprendan sobre los males del comunismo, los dictadores que han dirigido los regímenes comunistas y los cientos de millones de personas que han sufrido y continúan sufriendo bajo el peso de esta ideología desacreditada”, dijo DeSantis.

DeSantis también anunció en la firma del proyecto de ley que planea aprobar 25 millones de dólares en fondos estatales para la preservación de la Freedom Tower, un sitio histórico para la comunidad de exiliados cubanos, que se escaparon de las garras del comunismo castrista y encontraron en Florida una segunda casa.

“Creo que esta torre es un recordatorio de que la libertad no es gratis, que tienes que luchar por tus derechos y que hay mucha gente por ahí a la que nada le gustaría más que someterte a alguna forma de opresión”, dijo DeSantis.

El Gobierno federal de los Estados Unidos usó la instalación en la década de 1960 para procesar y documentar a los millones que se escaparon de la Revolución Cubana. Allí se les brindó servicios médicos, se los ayudó a conseguir trabajo y encontrar vivienda.

Después de que terminó la masiva ola de refugiados, en 1972, el gobierno federal vendió el edificio a compradores privados, aunque se la anotó en el Registro Nacional de Lugares Históricos y se prohibió su demolición.

En 1997, empresario cubanoamericano y anticomunista Jorge Mas Canosa compró el edificio y lo convirtió en un museo, sin embargo, en 2005 la familia lo donó al distrito de Miami, y desde entonces su mantenimiento ha sido esporádico y se ha venido abajo.

DeSantis prometió que el Estado de Florida se encargará de preservar este monumento a las víctimas del comunismo, que ha tocado de cerca de la cultura norteamericana.

La vicegobernadora de Florida, Jeannette Núñez, cuyos padres nacieron en Cuba y se exiliaron durante el ascenso de Fidel Castro, dijo en la conferencia de prensa que el proyecto de ley estaba en línea con los esfuerzos para eliminar las enseñanzas críticas de la teoría racial y otros “términos progresistas” en el aula.

“En todo este país, estamos viendo que se romantiza el comunismo y el socialismo”, dijo. “Las actitudes de izquierda están en su punto más alto en este país. Pero no aquí en Florida, porque la libertad, no el marxismo, tiene un hogar aquí en el estado libre de Florida”.

DeSantis ha estado en la primera línea de la batalla cultural en Estados Unidos, con una serie de leyes que buscan crear una educación libre del adoctrinamiento de extrema izquierda, sin ideología de género, teoría crítica de la raza y sin reivindicaciones a movimientos genocidas.

Lectores: 233

Envianos tu comentario

Nombre:
Correo electrónico :
Comentario: