La historia viviente
Dignidad humana

Rerum Novarum: el compromiso social de la Iglesia Católica

Se trata de un documento histórico que se convirtió en la primera encíclica social de la Iglesia Católica.

Por Gustavo Zandonadi, especial para NOVA

El 15 de mayo de 1891 el Papa León XIII promulgó la encíclica "Rerum Novarum" (De las cosas nuevas), un documento histórico que se convertió en la primera encíclica social de la Iglesia Católica. Este hito tuvo lugar en un contexto de profundos cambios sociales y económicos, marcado por la Revolución Industrial y la creciente conciencia de las desigualdades y injusticias que enfrentaba la clase trabajadora.

En "Rerum Novarum", el Sumo Pontífice abordó de manera contundente las condiciones de vida de la clase trabajadora, defendiendo su derecho a luchar por una remuneración justa organizándose en sindicatos: "esta solución habrán de darla los obreros cristianos, si, agrupados en asociaciones y valiéndose de consejeros prudentes, vuelven a entrar por el camino que con gran provecho, particular y público, siguieron antiguamente sus antepasados".

Al mismo tiempo instaba a los obreros a "poner íntegra y fielmente el trabajo que libre y equitativamente se ha contratado; no perjudicar de modo alguno al capital, ni hacer violencia personal contra sus amos; al tratar de defender sus propios derechos, abstenerse de la fuerza y no armar sediciones, ni asociarse con hombres malvados y pérfidos que falsamente les hagan concebir desmedidas esperanzas".

El documento sentó las bases para la doctrina social de la Iglesia, buscando promover la justicia social y la dignidad humana en todas las dimensiones de la vida: "No deben considerar al obrero como un esclavo. Deben respetar la dignidad de la persona y la nobleza que a esa persona agrega el carácter cristiano".

Uno de los puntos más destacados de la pastoral fue la defensa del derecho de propiedad privada: "Al pretender los socialistas que los bienes de los particulares pasen a la comunidad, agravan la condición de los obreros, pues, quitándoles el derecho a disponer libremente de su salario, les arrebatan toda esperanza de poder mejorar su situación económica y obtener mayores provechos".

Rerum Novarum tuvo caló hondo en la Iglesia católica, aunque no faltaron voces críticas que expresaron su preocupación por entender que el mensaje simpatizaba con la prédica izquierdista. Luego de ella llegaron otras circulares de contenido social: Quadragesimo Anno (1931) de Pío XI, Mater et Magistra (1961) de Juan XXIII, y Centesimus annus (1991) de Juan Pablo II.

Lectores: 403

Envianos tu comentario

Nombre:
Correo electrónico :
Comentario: