La historia viviente
Arte y espectáculos

Mambrú se fue a la guerra, una canción que marcó la historia

Mambrú se fue a la guerra es la versión en español de la canción popular infantil francesa Marlbrough s’en va-t-en guerre.

Mambrú se fue a la guerra es la versión en español de la canción popular infantil francesa Marlbrough s’en va-t-en guerre.

Fue compuesta tras la batalla de Malplaquet (1709), que enfrentó a los ejércitos de Gran Bretaña y Francia, durante la Guerra de Sucesión Española. A pesar de su derrota, los franceses creyeron muertos en la batalla a su enemigo John Churchill, duque de Marlborough, que es a quien se dedica la canción burlesca. La melodía de la canción parece ser aún más antigua: según Chateaubriand, es de origen árabe y habría llegado a Francia llevada por los cruzados.

La canción se popularizó en tiempos de Luis XVI: una de las nodrizas del delfín solía cantarla y pronto agradó a los reyes y se difundió por Versalles y el país.

El tema de la canción fue empleado por Beethoven en su obra La Victoria de Wellington, sobre la derrota napoleónica de Vitoria en 1813 para simbolizar a Francia.

Otras versiones…

Existen también versiones en otros idiomas. La inglesa, cantada con el estribillo For he is a jolly good fellow ha dado lugar a la canción del mismo nombre, conocida en España como Es un muchacho excelente y en Argentina, Chile, México, Paraguay, Perú y Uruguay (entre otros países de Latinoamérica) como Porque es un buen compañero.

Es interesante señalar que, si bien la música de ‘Malbrough s’en va-t-en guerre’, ‘For he is a jolly good fellow’ y la versión española de Es un muchacho excelente son prácticamente iguales, no ocurre lo mismo con la versión española de ‘Mambrú se fue a la guerra’ que ha sufrido una adaptación musical diferente.

En Argentina, la poetisa y cantautora María Elena Walsh popularizó esta melodía entre los chicos, durante las décadas de 1960 y 1970 fundamentalmente. También la misma autora escribió otras canciones en homenaje a Mambrú como la Canción del estornudo.

Lectores: 335

Envianos tu comentario