Nacionales
Organizado por PRO Mujer y BID invest

Foro GLI 2023 en Medellín: lo mejor del evento más importante de inversión con enfoque de género en América Latina

El evento tuvo una duración de tres días y tiene como objetivo impulsar el desarrollo y la autonomía económica de las mujeres.

Concluyó el evento de tres días organizado por Pro Mujer y BID Invest, dedicado a plantear soluciones para impulsar el desarrollo y la autonomía económica de las mujeres y así lograr el crecimiento de la región.

En la Universidad Pontificia Bolivariana de Medellín, más de 500 personas de 24 países se reunieron con un único objetivo: promover la inversión con lente de género como un mecanismo fundamental para propulsar economías más equitativas y prósperas. Fue un encuentro de diferentes ámbitos: emprendedor, ámbito inversor, académico y de organizaciones no gubernamentales, como Carmen Correa, CEO de Pro Mujer, Cecilia Rabassa Division Chief Portfolio Management de BID Invest, Nisha Biswal, reconocida Deputy CEO del U.S. International Development Finance Corporation, María Noel Vaeza, directora regional de ONU Mujeres, entre otras.

Los emprendedores y emprendedoras tuvieron la oportunidad en este encuentro de inspirarse con acciones de inversión concretas, tejer redes y conectar con equipos de inversores para hacer crecer sus proyectos. El evento duró tres días, desde el martes 17 al jueves 19 de octubre, en la que participaron 135 personas ponentes.

Al analizar las principales trabas que tienen las mujeres para progresar en el mercado laboral, las tareas del cuidado se perfilaron como uno de los mayores obstáculos. “Solo 51 por ciento de las mujeres trabajan y es por falta de tiempo” comunicó María Noel en base al trabajo de ONU Mujeres. Daniela Konietzko, presidenta de WWB Colombia, al relatar su experiencia como mujer en un rol de liderazgo, reconoció que el equilibro en la crianza de los hijos todavía no es una realidad para todas y muchas mujeres se ven envueltas en la encrucijada de tener que responsabilizarse de sus empresas a la vez que de sus familias. En un panel especialmente dedicado a esta problemática, organizaciones como Symplifica y Aeioutú presentaron sus proyectos para valorizar el trabajo del cuidado y hacer que quienes lo ejercen se encuadren en la formalidad laboral.

Los lentes de género por sí solos no alcanzan para promover la igualdad. Es necesario adoptar un enfoque interseccional que tenga en cuenta las experiencias particulares de vida de cada individuo. En un panel que trataba sobre las emprendedoras migrantes, Anabella Laya, creadora de Acreditta, una plataforma de certificación en blockchain, compartió los avatares que enfrentó como inmigrante venezolana en Colombia y como mujer insertándose en el mundo de la tecnología, para lograr hacer crecer su emprendimiento. Carmen Correa explicó cómo la plataforma educativa Emprende Pro Mujer tiene en cuenta las condiciones de vida específicas de las mujeres migrantes, las mujeres rurales y las mujeres indígenas para que el contenido se adapte a sus necesidades.

Pro Mujer, Banco Davivienda y La Cooperativa de Crédito y Ahorro Jardín Azuayo expusieron sus experiencias lanzando bonos de género al mercado. La Obligación Negociable emitida en Argentina por Pro Mujer constituyó un caso particularmente revolucionario ya que fue la primera vez que un emisor no convencional, como una empresa social, pudo ubicar un bono en el mercado de capitales y porque contó con una inédita participación de ahorristas individuales. Para garantizar más transparencia en la inversión con lente de género, 2X Global presentó su mecanismo de certificación y verificación desarrollado para pymes, startups y fondos de inversión.

Pero las verdaderas protagonistas del foro fueron las emprendedoras. Numerosas emprendedoras colombianas tuvieron su stand para mostrar sus productos, así como Fidelia y Magdalena, que vinieron desde México, ambas se dedican a tejer prendas con técnicas desarrolladas por los Mayas y contaron la historia de cómo a través del programa Emprende, pudieron capitalizar estos saberes milenarios.

Para coronar el segundo día, 16 historias de emprendedoras compiladas en el libro “Ellas Emprenden: Historias de Mujeres Latinoamericanas” fueron presentadas por Pro Mujer. Estos relatos son prueba de que la inversión con lente de género es un mecanismo poderoso capaz de lograr grandes cambios. Los relatos son verdaderos casos de éxito en donde las mujeres, con las oportunidades adecuadas, han superado distintas barreras para perseguir sus sueños y concretar negocios prósperos.

Una de ellas, María del Pilar, subió al escenario junto con Carmen Correa, Gema Sacristán, del BID Invest y María Noel a dedicar sus palabras de agradecimiento y gratitud por tener la oportunidad única de compartir su historia. Ella comenzó el emprendimiento familiar “La Granja de Pili” cuando nacieron sus dos hijos y seguir trabajando como zootecnista se volvió más complicado. Contra todo pronóstico, logró que su granja se volviera un negocio fructífero que da sustento para ella y su familia.

Las mujeres son poderosas agentes de cambio, capaces de impulsar y transformar el curso de sus comunidades. Con las herramientas necesarias, pueden traer progreso y desarrollo para ellas y para quienes las rodean. Para lograr una América Latina pujante es imprescindible que el mundo inversor reconozca el potencial de apostar por la igualdad. Invertir en las mujeres y en empresas que promueven la diversidad es una decisión inteligente.

Lectores: 1030

Envianos tu comentario