Nacionales
Rumbo a las urnas

En Colombia: el otro debate a la Alcaldía de Bogotá

Rafael Quintero Mora y Nicolás Ramos, dos de los candidatos que se disputarán la jefatura de la capital, proponen diferentes visiones y respuestas a los problemas de la ciudad.

Por Carlos Villota Santacruz*, especial para NOVA

A menos de 90 horas de las elecciones regionales en Colombia, la carrera por la Alcaldía Mayor de Bogotá, tiene dos protagonistas: Rafael Quintero Mora y Nicolás Ramos

Quintero representa la experiencia. Ramos la juventud. Los acompaña una visión distinta de cómo solucionar los problemas sociales y económicos de la capital colombiana, cuyo "paisaje urbanístico, es un basurero a cielo abierto, pésima seguridad y movilidad".

Las propuestas de Rafael Quintero Mora y Nicolás Ramos ha llegado con fuerza a varios sectores de la capital que reclaman políticas públicas reales, desde una acción local con visión global.

"Lo que nos importa para el presente y futuro de Bogotá, es nuestro metro cuadrado", dice Mariana Rodríguez, una vendedora de flores en el cementerio central de Bogotá, tras advertir que votó por el presidente Gustavo Petro.

"La verdad estoy decepcionada. No hay seguridad. No hay empleo. Antes me vendía de 100.000 a 160.000 diarios vendiendo flores. Ahora ni eso. A los muertos no los entierran. Los creman", dice.

El ex concejal de Bogotá Rafael Quintero Mora, ex concejal y ex Alcalde Menor de las localidades de Barrios Unidos, San Cristóbal y Puente Aranda propone la construcción de una ciudad inteligente 24 horas con el propósito de fortalecer la educación, la seguridad alimentaria, el empleo y el turismo.

Desde otro contexto, Nicolás Ramos desde el movimiento más acciones menos rostros, propone una Bogotá que genere más ingresos menos gasto público.

Lo cierto, es que vivir en la capital colombiana de 11 millones de habitantes, con alta presencia de población migrante venezolana la delincuencia, "prendió las alarmas de la inseguridad y del desplazamiento de los capitalinos en la ciudad, donde la zona rural supera el 55 por ciento.

Bajo esta fotografía, Rafael Quintero Mora propone la creación del cargo de Vice Alcalde. "El Alcalde Mayor no puede atender la solución del mosaico de problemas que tiene la ciudad. Requiere de un Gabinete técnico y político. También de un Vice Alcalde que tenga la facultad de fortalecer administrativamente la institucionalidad. Qué impulse la educación como enfoque diferenciado, desde una política de Estado-Distrito con una visión al 2050".

A su turno, Nicolás Ramos a sus 33 años, se enfrenta a la "maquinaria de campañas que han gastado mucho dinero en publicidad, vallas y pasacalles".

"Los vallas no votan. Vota la gente en las urnas el 29 de octubre", dijo, tras señalar que la crisis de movilidad en Bogotá se soluciona con tecnología de punta y voluntad política.

Rafael Quintero Mora, con el aval del partido político ADA y con más de 150.000 firmas de ciudadanos que apoyan su propuesta de Gobierno y Nicolás Ramos con un lenguaje de un joven que le dice no a la "politiquería y la corrupción", se encontraron en la emisora Caracol Radio, en un debate "cara a cara".

En otro debate, más allá de las encuestas que señalan que Carlos Fernando Galán va hacer el Alcalde de Bogotá en primera vuelta y que desconoce que la verdadera encuesta es el día se elecciones.

En la última década, el gran perdedor se las elecciones fueron las encuestas. Pasó en Colombia, en Estados Unidos y recientemente en Chile y Argentina.

Si, el voto es libre y secreto. Todo puede pasar este domingo en la carrera a la Alcaldía Mayor de Bogotá, donde la saliente Claudia López se raja en su gestión, en opinión de los jóvenes, los empresarios y analistas de medios de comunicación con 2.8.

Bogotá es una ciudad impredecible en materia electoral. Nada está escrito hasta que se cierren las urnas el domingo 29 de octubre de 2023, bajo la observación Internacional.

Lo que pase en el "Día D", marcará en un 85 por ciento el destino de un país, gobernado por el presidente de izquierda Gustavo Petro, cuyo índice de popularidad, cae de manera acelerada, en medio de la amenaza de una alta inflación y el alza del costo de vida, producto de un alto déficit fiscal y una crisis del aparato productivo en todos sus niveles.

El hecho que dos candidatos a la Alcaldía Mayor de Bogotá, debatan sus propuestas en una estación de radio como Caracol, el 26 de octubre de 2023, en el horario de las 10 de la mañana, en la recta final de la campaña, demuestra la alta polarización en la capital, el efecto perjudicial para la construcción de la democracia de las encuestas y la necesidad de los ciudadanos, de escuchar a todos los candidatos al segundo cargo más importante de Colombia.

Las urnas se abrirán este domingo a las 8 de la mañana. Se cerrarán a las 4.00 de la tarde. El nombre del próximo Alcalde de Bogotá se podrá conocer a las 8.00 pm. Si no alcanza el 40 por ciento de los votos el ganador y una diferencia de 10 por ciento con el segundo candidato, se llevará a cabo otra cita en las urnas, el tercer domingo de noviembre.

Es decir, segunda vuelta. Un hecho político que será inédito en la capital. En ese escenario, Rafael Quintero Mora y Nicolás Ramos serán protagonistas. De uno u otro lado. La razón. No se puede cantar victoria, sin el día de las elecciones.

Un voto informado puede cambiar la historia de los comicios en Bogotá, que se han caracterizado por ataques entre Gustavo Bolivar, el candidato de la Casa de Nariño y el ex ministro de Defensa Rafael Molano, y entre Carlos Fernando Galán y Rodrigo Lara.

*Internacionalista, experto en marketing político, marketing de ciudad, periodista y escritor. Coautor de los libros Gobierne bien y hágalo saber. Los estadios de la paz en Colombia.

Lectores: 908

Envianos tu comentario