Información General
Impresionante

En Colombia: conversando en una carroza en el Carnaval de Negros y Blancos 2023

Carnaval en el país sudamericano.
Hubo mucha gente presente.
Carnaval en Colombia.
Impresionante festejo.

Por Carlos Villota Santacruz, especial para NOVA

Con la palabra "La Guaneña", símbolo de la mujer guerrera nariñense, ser testigo del regreso del Carnaval de Negros y Blancos (Patrimonio de la Humanidad) a la senda, es un regalo de Dios, privilegio de cultores y artistas en la ciudad de Pasto, en el sur de Colombia.

Desde una carroza, hice parte de una conversación con los protagonistas de esta fiesta popular motivados por el espíritu del Carnaval. "La senda nos hace sentir vivos. En una senda que es una alfombra de cultura de 8 kilómetros. Abrazaron 20 carrozas gigantes. Murgas y comparsas"

Los cultores y artistas, se prepararon para la cita de la fiesta popular por espacio de 12 meses, en medio del "eco en materia de salud de la emergencia sanitaria del coronavirus". Cada carroza motorizada y no motorizada, evocaron a la figura del ser humano y la figura de animales.

En palabras del maestro Arturo Ruano, estar en la senda del Carnaval es un sueño estar presente en las calles de la ciudad de Pasto. "Se siente en la sangre, carajo", dijo con lágrimas en los ojos y elevando la mirada al cielo.

En el Carnaval de Negros y Blancos 2023, se unió la costa y la sierra del departamento de Nariño, en medio de una hermandad de la comunidad negra y blanca. "La carroza no motorizada la Perla Pacífica, levantó aplausos entre los turistas nacionales y extranjeros".

El cultor Anderson Córdoba, señaló que desde el sur de Colombia todos los presentes a la fiesta popular se vuelve familia. "Niños por unas horas. En medio de una sabiduría de la Pachá Mamá. Un encuentro de la hermandad con el mundo.

En el fondo de escucho "Viva Pasto Carajo", en medio de la aparición de una carroza con una cara de León, bajo el nombre de "El circo de la vida".

El maestro Michel Delgado comento: "mi trabajo desde lo cultural, invita a desconectarse desde la tecnología y abrazar a la persona que está al lado. Nací y moriré dentro del Carnaval de Negros y Blancos", subrayó.

Estar presente en una carroza en el Carnaval de Negros y Blancos 2023, es una oportunidad de sentir de nuevo la raza nariñense. A mantener vivo, el niño que llevamos dentro. En decir, gracias papá y mamá por su educación y los valores inculcados.

Este presente y este ahora desde el sur de Colombia, "la guerra de carioca, talco y cosmético" el ojo humano se eleva como una apuesta en escena queda grabada en el corazón y la mente por siempre.

Los jugadores de arriba y abajo de las carrozas, acompañan el trabajo de los cultores y artistas. Fue el caso de "El Galeón" con un mensaje de alegría Un ritual que convocó en las calles de la capital del departamento de Nariño a más de 200 mil turistas de los cinco continentes.

El desfile del 6 de enero de 2023, fue un contraste de colores, en medio de una mojestuosidad con obras culturales de gran dimensión.

"Me voy al sur", lo que más gusta es el "Sur mismo". El sur fue mi destino. Belleza y fecundidad. Sus mujeres son únicas en esta geografía andina, bajo diversos tonos de naturaleza.

En esencia, estar en una carroza en el Carnaval en Pasto, mirar el cincretismo entre lo espiritual y lo pagano. Un mensaje de una burla exquisita que tiene el referente de las relaciones humanas.

Volvió el Carnaval. Volvió la senda, en las calles de la ciudad de Pasto. Cuando se cierre la puesta en escena, recordaré que estuve presente en la fiesta popular como hijo de esta tierra. Escuchando "La Guaneña" y "El trompo sarandenge".

Miro desde la carroza el rostro de las mujeres, representadas en la oferta cultural. Me saluda "Alicia en la ciudad sorpresa". Me sorprende su movimiento. Su mensaje ante los ojos de los visitantes y los jurados.

Cada carroza lleva sonidos en el interior. Orquestas. La música es fundamental. Sin música, sería presenciar un Carnaval de Negros y Blancos, sin sonido.

Me encontré en la ciudad de Pasto, con Pericles Carnaval. Al Cuy. A la Guaneña. Los colombianos residentes en el exterior, a través de esta crónica, los invito a sentir que fueron testigos desde la distancia de la fuerza de la puesta en escena de la fiesta popular.

Pasando por la Plaza del Carnaval, me siento vivo. Soy parte de una fiesta lúdica que se extendió hasta más allá de las 11 de la noche del 6 de enero de 2023. Este es un buen vivir que se tejió por siglos. En un reconocimiento a la naturaleza. A una ciudad que cuenta con uno de los mejores Carnavales del mundo: el Carnaval de Negros y Blancos.

Lectores: 1016

Envianos tu comentario