Información General
Gran labor

David Ross, el fotógrafo de los políticos

“El fotógrafo de los políticos y del poder”, el mexicano David Ross, superó las ocho décadas de trabajo en su país, Estados Unidos y América Latina.

Por Carlos Villota Santacruz, especial para NOVA

“El fotógrafo de los políticos y del poder”, el mexicano David Ross, superó las ocho décadas de trabajo en su país, Estados Unidos y América Latina, en una labor profesional que ha trascendido en el tiempo. “Hemos logrado fotos imposibles de personajes públicos y privados”, dice, tras agradecer al equipo que le acompaña. “Nuestra labor genera confianza en su protagonista. Igualmente, en la gente”, añade el padre de la fotografía de marketing político.

En su paso por Colombia visitó las ciudades de Bogotá, Medellín, Cartagena y Barranquilla, donde conversó con representantes de los empresarios y dirigentes políticos. “El mundo entra por los ojos”, recalcó.

Con un humor fino y anécdotas que levantan sonrisas y aplausos, David Ross enfrenta la vida con la misma ilusión que hace ocho décadas atrás. “Ahora, que viene en campaña, la gente se debe preguntar si los candidatos a corporaciones públicas generan confianza o no”.

Las campañas políticas del siglo XXI, deben partir de una buena foto. “Si no se invierte en esta labor profesional, es la cuota inicial de la derrota”, indicó desde el norte de la ciudad de Bogotá, tomándose un café colombiano.

Una sesión de fotos de David Ross es una puesta en escena que impacta a sus protagonistas por su profesionalismo. “La sesión fotográfica dura unos 15 minutos. Lo que le enseñamos al candidato a darle vida a una expresión del rostro, bajo el modelo del DO-IN”. “Si una persona se toma una foto y cierra los ojos. La sonrisa debe ser natural. Los mejores maestros de la sonrisa son los niños. Es un entusiasmo desbordante. Ellos nos ayudan a transformar el día. Lo mismo sucede en nuestras sesiones fotográficas”, afirmó.

Empresarios como el mexicano Carlos Slim, recomienda tomarse una foto con David Ross. Un espaldarazo que le ha permitido recorrer su país, al igual que Colombia, Ecuador, Perú y Argentina. “Los políticos después de la sesión fotográfica, dan otro paso. Se retratan con su esposa o familias. Es el milagro del DO-IN. Es una vacuna. El resultado, mejora la imagen en un 100 por ciento”, dijo.

En sus palabras, el maestro Ross -al llegar a viejo- el secreto es vivir con alegría. Con los efectos del DO-IN. Hemos retratado presidentes (sector público y privado), gobernadores, alcaldes, concejales, diputados, embajadores y artistas como el cantautor Armando Manzanero.

“Una funcionaria municipal en mi país, me dijo al término de una sesión fotográfica. Es la única vez en mi vida que me he sentido bonita”, indicó, tras advertir que el aporte del DO-IN en pocos minutos se puede ver en el espejo. Es un relajamiento de los músculos de la cara. Se pierde el miedo escénico”, subrayó.

El mejor fotógrafo político del mundo tendrá una agenda de trabajo en Colombia y Panamá en la segunda semana del mes de noviembre de 2022. “Este es un trabajo 24/7. Las fotos de David Ross, dicen los ciudadanos, llevan a la emoción”, manifestó en medio del relato de anécdotas.

La conversación con David Ross es toda una aventura mágica de la imagen y del poder de la palabra. “Yo no retrato a dos candidatos que compiten para el mismo cargo de elección popular”, sostuvo.

Frente a la pregunta, quién le toma las fotos a David Ross. -en reportaje para revistas- recordó que a su carrera profesional de más de ocho décadas, le han tomado muy buenas fotos. “Es un privilegio que un hecho así, se haya cristalizado”, anotó.

Finalmente, el líder mundial del retrato emocional. El padre de la fotografía política y del DO-IN, dijo que una buena foto es aquella que le permite posicionarse en una fracción de segundos ante el espectador. “La foto es un mensaje con contenido. Un mensaje con liderazgo e inspirador. Una campaña política se gana en más del 70 por ciento por una buena foto”, sentenció.

Antes de regresar a Ciudad de México, David Ross caminó por las calles del norte de Bogotá, el municipio de Chía y Zipaquirá. “Me gusta Colombia, su gente. Es un regalo para mí, a esta edad que me acompaña, abrazar la vida, con amigos como Carlos Villota Santacruz -consultor político y coautor del libro “Gobierne bien y hágalo saber”-. “Tengo la fuerza de detectar a los líderes, a través de una sesión fotográfica”, dijo

Mayor Información al celular 57 3153540770.

Lectores: 373

Envianos tu comentario

Nombre:
Correo electrónico :
Comentario: