Opinión
Primero fue Obama, luego Trump

Biden y el viejo vicio de victimizarse ante Venezuela

Biden ya es el tercero de los presidentes que se suma a esta sutil subversión contra Maduro. (Dibujo: NOVA)

Por Rolando Prudencio Briancon, especial para NOVA

Primero fue el negro -y no lo digo en tono despectivo sino porque cualquiera sea la tonalidad en la Casa Blanca la política es la misma- de Obama que en 2014 dictó el decreto presidencial declarando: "Venezuela una amenaza para Estados Unidos". Vale decir que esté un republicano o un demócrata, la política es la misma dentro la Casa Blanca.

Posteriormente fue Trump, quien ya en 2016 ratificó el mismo decreto; pero fue quién ejerció una política descaradamente hostil contra la patria del libertador, al extremo de haber intentado invadirla, contratando a un grupo de mercenarios, en el fallido operativo Gedeon.

Así mismo el gobierno de Trump, a través de Eliot Abrahams y John Bolton trataron de soliviantar a los militares venezolanos contra el gobierno de Maduro, haciendo sendos llamandos a sublevarse a los militares. Lo propio ocurrió con los intentos de magnicidio contra Maduro, o el de introducir "ayuda humanitaria", que no logró su objetivo que era invadir Venezuela. O los nexos que mantiene con paramilitares colombianos para agredir Venezuela.

Hoy Biden, quien es ya el tercero de los presidentes que se suma a esta sutil subversión contra Venezuela, luego de haber firmado aquella orden presidencial de Obama, extendiendo la duración del decreto de emergencia nacional con respecto a Venezuela, al considerar que la situación en el país caribeño bajo la dictadura de Nicolás Maduro: "continúa representando una amenaza inusual y extraordinaria a la seguridad nacional y la política exterior de los Estados Unidos".

En una carta al Congreso de los EE.UU., Biden explicó la prórroga de la Orden Ejecutiva firmada el 8 de marzo de 2015 por el entonces presidente Barack Obama. “La sección 202(d) de la Ley de Emergencias Nacionales (50 U.S.C. 1622(d)), establece la terminación automática de una emergencia nacional a menos que, dentro de los 90 días anteriores a la fecha de aniversario de su declaración, el Presidente publique en el Registro Federal y transmita al Congreso un aviso que establezca que la emergencia continuará en efecto después de la fecha de aniversario”, señaló.

“De acuerdo con esta disposición, he enviado al Registro Federal para su publicación el aviso adjunto en el que se declara que la emergencia nacional declarada en la orden ejecutiva 13692 del 8 de marzo de 2015, con respecto a la situación de Venezuela, continuará en efecto más allá del 8 de marzo de 2021.

Así mismo el jefe de la diplomacia estadounidense, Antony Blinken, se comunicó el martes con Guaidó.

Luego de este encuentro el secretario Blinken resalta “la importancia del retorno a la democracia en Venezuela a través de elecciones libres y justas”, según informó el departamento de Estado en un comunicado.

Así es como no habiendo variado en nada aquel desconcertante decreto contra Venezuela, la línea de acción tampoco variará un centímetro, pues durante las conversaciones con Guaidó  Blinken sostuvo que "seguirán los esfuerzos de trabajar con aliados con la Unión Europea - que acaba de ser expulsada de Venezuela por su infame injerencia- el Grupo de Lima, la OEA y el Grupo Internacional de Contacto para incrementar la presión multilateral y así conseguir una transición pacífica y democrática.

Así mismo Blinken ha usado el adjetivo de "brutal dictador" contra Maduro, lo cual refleja la beligerancia verbal contra un presidente elegido democráticamente como Maduro, y el irrespeto a la soberanía de los venezolanos que lo eligieron. Pero además que lo verdaderamente "brutal" es el bloqueo contra el pueblo venezolano, al que le afecta más que al presidente Maduro.

Se entenderá entonces que lo que el más que el gobierno de Biden está aplicando contra Venezuela la vetusta política yanqui de victimizarse, siendo ellos quienes agrededen, por lo que no pasa de ser un viejo vicio el de Biden quien no es más que un político decrépito, y que irónicamente es el "nuevo" inquilino de la Casa Blanca, que intenta agredir a la vigorosa revolución venezolana.

Lectores: 866

Envianos tu comentario

Nombre:
Correo electrónico :
Comentario: