Nacionales
Crónica de la situación

Reconstrucción de Isla Providencia tomará 15 años

La Isla de Providencia fue arrasada por el huracán IOTA.
El fenómeno natural golpeó con tanta fuerza a este territorio insular, que no dejó ninguna casa en pie.
La Isla ya no tiene vida. Sólo destrucción, soledad y ambiente generalizado de incertidumbre y tristeza.
La reconstrucción de esta esquina de Colombia sobre el mar caribe tomará 15 años.
El huracán también destruyó la Alcaldía y el hospital, generando una crisis sin precedentes.

Por Carlos Villota, especial para NOVA

Uno de los lugares emblemáticos de Colombia desde el sector de la naturaleza y el turismo, la Isla de Providencia, fue borrada del mapa por el huracán IOTA de categoría 5.

El fenómeno natural golpeó con tanta fuerza a este territorio insular, que no dejó ninguna casa en pie y destruyó además la Alcaldía y el hospital, generando una crisis sin precedentes.

El desastre que comenzó aparecer ante los ojos de los colombianos y la comunidad internacional, de la llamada isla de Providencia, refugio de los enamorados y escenario de relatos que hacen volar imaginación, son hoy solo un recuerdo. La Isla ya no tiene vida. Sólo destrucción, soledad y ambiente generalizado de incertidumbre y tristeza entre sus habitantes (raizales y continentales).

Desde las entrañas de este territorio de biodiversidad, surgen los relatos de Katy Jey, quien dijo a NOVA que "al llegar el huracán IOTA agarró la mano de sus hijos de 13 y 8 años y se refugió en el baño de su casa. Eso nos salvó. Sólo escuchábamos el paso del huracán con tanta fuerza, en un ruido ensordecedor. Los vientos eran de más de 200 kilómetros. Se sentía cómo volaban por el aire carros, barcos y hasta casas vecinas", señaló.

Bajo este esta radiografía de destrucción y desolación, el presidente Iván Duque llegó a la Isla de Providencia para evaluar en primera instancia la magnitud de la tragedia y construir una hoja de ruta, para atender a los damnificados. "La atención en salud y la alimentación y vivienda es prioritaria", sostuvo.

Lo cierto, es que después del paso del huracán IOTA por San Andrés y Providencia nada será igual. La reconstrucción de esta esquina de Colombia sobre el mar caribe tomará 15 años. Además, en medio de la pandemia del coronavirus, que se sabe cuándo empezó pero no se sabe cuándo terminará.

El hospital funciona donde queda la Alcaldía. Todo es confusión y caos. En medio de ese panorama la fuerza de los isleños, es aferrarse a Dios y a la vida. "Nos toca volver a empezar. Estamos vivos y eso ya es ganancia. Un milagro", recalca Andrea Andeus, quien mira al horizonte y exclama. "Se fue todo en un minuto. que fueron edificados por años. Lo que nos dejó nuestros padres ya no existe. Qué infinita tristeza".

Entre las personas que salieron del grupo de desaparecidos, se encuentra Jimmy Taylor que trabaja con el el Ministerio de Vivienda. "Es la experiencia más dura de mi vida. El huracán IOTA llegó a la Isla y arrasó con todo en pocas horas", relató a NOVA, tras agradecer a su hija que logró una cadena de solidaridad a través de redes sociales que permitió su ubicación.

Las personas de la tercera edad, niños, niñas mujeres y personas con enfermedades preexistentes fueron evacuadas de la Isla de Providencia en las últimas horas. Se conoce que el huracán dejó 2 muertos, varios desaparecidos y múltiples heridos.

El intenso sol, es ahora el compañero de los damnificados, que tratan de despertar de una "pesadilla". Algunos de los habitantes no se han cambiado de ropa desde el día que apareció el huracán. Otros se visten con ropa regalada de amigos o familiares. La comida y el agua escasea.

Envianos tu comentario

Nombre:
Correo electrónico :
Comentario: