Nacionales
En Nariño

El Ejército colombiano frustra ataque terrorista

El Ejército Nacional informó que desactivó varios explosivos.

Éste jueves, el Ejército Nacional informó que desactivó varios explosivos con los que el Ejército de Liberación Nacional (ELN) pretendía amedrentar a una población en Nariño. En concreto, los dispositivos estaban plantados en la vía que conecta a Ipiales, la capital nariñense, con Tumaco. Justo a la altura de la vereda Chambú, en la jurisdicción del municipio de Ricaurte.

“El profesionalismo, experiencia y pericia de los técnicos militares antiexplosivos de la Tercera División del Ejército evitó acción criminal que pretendía perpetrar el ELN contra la Fuerza Pública y la población civil en la vía que conecta a Ipiales con Tumaco, sur de Nariño. Patria, honor y lealtad”, escribió el general Eduardo Enrique Zapateiro, comandante del Ejército colombiano, en su cuenta de Twitter.

En un video, publicado por el uniformado, se ve el momento en el que miembros de la Tercera División del Ejército, que opera en los departamentos de Cauca, Valle del Cauca y Nariño, detonan de forma controlada una de las minas.

Por fortuna, ninguno de los habitantes de la vereda Chambú se acercaron a la zona que estaba totalmente minada. Así mismo, el Ejército aseguró que durante la detonación controlada no se presentaron inconvenientes ni daños colaterales.

“El profesionalismo, experticia y pericia desplegada por los técnicos antiexplosivos permitió la neutralización de un cilindro con explosivos y que este no afectará a la población civil ni causará daños colaterales”, se lee en un comunicado de prensa emitido por la Institución.

Según las autoridades, en Nariño, además del Ejército de Liberación Nacional (ELN), también hacen presencia las Autodefensas Gaitanistas de Colombia (AGC), también conocidas como el ‘Clan del Golfo’, el grupo narcoparamilitar ‘Los Caparros’ y las disidencias de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (Farc).

Las comunidades que habitan en este sector son víctimas de diferentes modalidades de violencia. Algunos de estos son ataques indiscriminados, en los que corren riesgo tanto los adultos como los menores de edad. Estas personas están expuestas a caer en el reclutamiento forzado, trabajos comunitarios obligatorios y ser víctimas de extorsiones o desplazamiento forzado. En ocasiones, los pueblos también son sometidos a confinamientos y tienen limitaciones en el acceso a los servicios básicos.

Justo horas antes de conocerse que el Ejército desactivó esta área minada, varias familias de El Charco (Nariño) denunciaron que fueron desterradas de sus viviendas desde el 24 de marzo. Las víctimas tuvieron que huir porque se presentaron enfrentamientos entre grupos armados que llegaron hasta la zona urbana del municipio El Charco y las veredas Santa Catalina, Las Mercedes, El Cuil y Matapalo.

Tras más de una semana de esa situación, se sabe que los enfrentamientos continúan y podría involucrar a las disidencias de las Farc, ‘Nueva Marquetalia’, que estaría participando del conflicto por el control de las rutas del narcotráfico. Esto luego de un video que se conoció, en el que, durante un tiroteo en la cancha del parque principal de una vereda, los armados anuncian su pertenencia al grupo narcotraficante de Iván Márquez y Jesús Santrich.

Ante el recrudecimiento de la violencia que afecta varias zonas del país, el general Zapateiro afirmó que esto es una violación a los Derechos Humanos y las disposiciones del Derecho Internacional Humanitario. El uniformado reiteró que el Ejército está trabajando por garantizar la seguridad de los colombianos y pidió que la comunidad denuncie los actos violentos.

“El Ejército de los colombianos invita a la población para que denuncien y alerten sobre cualquier irregularidad que ponga en riesgo la tranquilidad del pueblo nariñense”, dijo el general.

Lectores: 140

Envianos tu comentario

Nombre:
Correo electrónico :
Comentario: