Nacionales
Exposición de varias objeciones

En plenaria del Senado, se definirá el futuro de la Justicia Especial para la Paz

En la sesión se tiene previsto la exposición de las dos ponencias presentadas sobre el paquete de objeciones, por la comisión accidental conformada para estudiarlas.

El Senado en pleno inició a debatir las seis objeciones por inconveniencia presentadas al Congreso por el presidente Iván Duque al proyecto de ley estatutaria de la Administración Justicia en la Jurisdicción Especial para la Paz, JEP.

La plenaria dio apertura pasada las doce, del mediodía. En la sesión se tiene previsto la exposición de las dos ponencias presentadas sobre el paquete de objeciones, por la comisión accidental conformada para estudiarlas.

En el primer informe de ponencia, radicado el pasado 9 de abril, los senadores Iván Marulanda, Partido Verde, y Alberto Castilla, Polo Democrático, integrantes de esa comisión, piden negar las seis objeciones presidenciales.

En su escrito señalan: “las objeciones presidenciales presentadas no son de índole económica, política o social, sino que controvierten decisiones de constitucionalidad y dado que ya hubo control por parte de la Corte Constitucional, el Congreso al dar trámite a las objeciones presidenciales no puede desconocer la decisión en firme de constitucionalidad, y dado que no hay otro tipo de objeciones, no es procedente hacer modificaciones al proyecto de ley con base en los reparos del señor Presidente”.

En la parte final de su informe subrayan: “La mejor vía para avanzar en la implementación del Acuerdo Final, conforme al Acto Legislativo 2 de 2017, y respetar la separación de poderes, es rechazar las objeciones presidenciales e insistir en el proyecto de ley estatutario objetado, que fue debatido en democracia y surtió el procedimiento constitucional correspondiente”.

El segundo informe llamado de las mayorías fue radicado el pasado 23 del presente mes y suscrito por los senadores Paloma Valencia, Centro Democrático; David Barguil, Partido Conservador; John Milton Rodríguez, Colombia Justa y Libres, y Jonathan Tamayo, ASI. No lo firmó el congresista Julián Bedoya Pulgarín, Partido Liberal. Renunciaron a la comisión accidental, los senadores José David Name, Partido de la U, y Antonio Zabaraín, Cambio Radical.

En su ponencia, los primeros cuatro legisladores mencionados señalan: “Solicitamos a la plenaria del Senado debatir y acoger el articulado que recoge las objeciones presidenciales por inconveniencia, presentadas por el señor presidente Iván Duque Márquez, al proyecto de ley estatutaria de la de la Administración Justicia en la Jurisdicción Especial para la Paz, JEP”.

Recuerdan en su informe los primeros cuatros senadores antes citados que dentro del sistema constitucional colombiano el Congreso de la República es el escenario destinado para los debates y la decisión final frente al escrito de objeciones por inconveniencias presentadas por el Jefe de Estado.

"El Presidente de la República Iván Duque tiene dentro de sus prerrogativas la facultad de objetar el proyecto de ley estatutaria de referencia. Esta competencia deriva de la normativa constitucional, legal y de lo dicho por la Corte Constitucional en su jurisprudencia; así mismo de que en otras oportunidades se ha objetado proyectos de ley estatutaria sin que se suscitara ninguna controversia jurídica al respecto", indica un parrafo del informe.

En el mismo documento destacan: "En virtud de la garantía constitucional de la inviolabilidad parlamentaria, los miembros del Congreso de la República no podrán ser perseguidos por las opiniones o votos expresados en el trámite de las objeciones».

Señalan así mismo que "las objeciones planteadas por el Presidente de la República versan todas sobre las inconveniencias políticas de los seis artículos del proyecto de Ley Estatutaria de la JEP. Esto porque si estas objeciones llegaran a cobrar vigencia, se desatarían una serie de circunstancias políticas de extrema gravedad para el futuro de la Nación".

En otro de los partes de su informe de ponencia destacan: "Al adelantar el trámite de objeciones, el Congreso de la República no está incurriendo en la prohibición dispuesta por el artículo 243 de la Constitución Política. Lo anterior se debe a que no está en presencia de una ley, sino de un proceso de Ley, lo que no permite que susciten todos los requisitos que componen la prohibición".

El documento concluye: “Las objeciones presentadas por el Presidente de la República deben ser acogidas por la Cámara Alta del Legislativo ya que buscan fortalecer el proceso de Justicia transicional y proteger los derechos de las víctimas. De igual manera a través de esta se busca que las actuaciones del Estado colombiano estén acordes con las obligaciones constitucionales e internacionales”.

El Día “D”

Para algunos sectores consultados por NOVA el asunto parece resuelto y profetizan que la historia en la Cámara de Representantes con las objeciones de la Justicia Especial de Paz, se repetirá ahora en el Senado, en otras palabras que terminarán hundidas.

El senador Roy Barreras aseguró que por el bien de Colombia es necesario cerrar este capítulo que en su criterio entorpece el funcionamiento del Estado y además estimula las disidencias.

“En la cámara las mayorías votaron en favor de la paz, en el Senado puede ocurrir lo mismo, que en una sola votación se nieguen y caminar otros asuntos como el Plan de Desarrollo”.

Lectores: 439

Envianos tu comentario