Nacionales
Un infierno en vida

Familia de la monja secuestrada por Al Qaeda teme por su estado de salud

Al momento de su secuestro, la monja, de 57 años, llevaba seis como misionera de la comunidad de las Hermanas Franciscanas de María Inmaculada.

El único consuelo para la familia de la religiosa Gloria Cecilia Narváez Argoty son dos videos que la agrupación envió como pruebas de sobrevivencia. El hecho Ocurrió el 17 de febrero de 2017, cuando la religiosa trabajaba como misionera en la parroquia de Karangasso, población en el suroeste de Malí, en África.

Su hermano Édgar Narváez dijo que no pierde la esperanza en recibir un cuarto video para saber cómo sigue de sus quebrantos de salud, pues en los tres anteriores se notaba que tenía problemas.

El brigadier general Fernando Murillo, responsable de la Dirección Antisecuestro y Antiextorsión de la Policía Nacional, afirmó que se busca agotar todos los mecanismos de comunicación y que se espera que puedan intervenir la Iglesia y diferentes países.

“Las últimas noticias que recibimos fue el 10 de diciembre, cuando el grupo de Al Qaeda señaló que ella estaría bien de salud, que estaría trabajando en su misión evangelizadora y ayudando a las personas a su alrededor. Pero no hemos conocido contacto alguno por parte del Vaticano ni del Santo Padre”, agregó el docente Narváez.

Al momento de su secuestro, la monja, de 57 años, llevaba seis como misionera de la comunidad de las Hermanas Franciscanas de María Inmaculada.

Lectores: 649

Envianos tu comentario