Nacionales
Polémica

El Congreso le exige al Gobierno que revise aprobación de la venta de piel de caimán

El Gobierno de Iván Duque considera que la población ha recuperado el equilibrio y, por ello, ha levantado parcialmente la prohibición para su comercio.

Su piel fina y de "lujo" convirtió al caimán de aguja en un codiciado objetivo de los cazadores en Colombia. Cerca de dos millones de pieles traspasaron las fronteras para venderse al mejor postor y transformarse en productos de gran valor, mientras la especie iba reduciéndose de forma alarmante. Debido a esto  en 1968, se vedó su caza.

Ahora el Gobierno de Iván Duque considera que la población ha recuperado el equilibrio y, por ello, ha levantado parcialmente la prohibición para su comercio. La bancada animalista en el Congreso exige que se revise y reverse la decisión.

Tras los estudios realizados al caimán de aguja en la bahía de Cispatá, en el departamento de Córdoba, la Dirección de Bosques, Biodiversidad y Servicios Ecosistémicos, que pertenece al Ministerio de Medio Ambiente, consideró que existe "un manejo sostenible" que garantiza la permanencia de la especie "a largo plazo".

"Diferentes comunidades tienen la posibilidad de trabajar y de involucrarse de manera contundente en la sostenibilidad de una especie", reza la resolución del gobierno, que se compromete a llevar a cabo un seguimiento y monitoreo para evitar el peligro de extinción de la especie.

Lectores: 452

Envianos tu comentario