Mundo NOVA
El mundo se solidariza

Una toma clandestina de hidrocarburo en México provocó una explosión que dejó 85 muertos

El hecho se produjo el pasado 18 de enero cuando un grupo de pobladores del municipio de Tlahuelilpan, reventó un ducto de hidrocarburo y empezó a sustraer la gasolina.

El número de muertos por la explosión de un oleoducto en Tlahuelilpan, en el estado mexicano de Hidalgo, pasó de 79 a 85 personas en las últimas horas.

El hecho se produjo el pasado 18 de enero cuando un grupo de pobladores del municipio de Tlahuelilpan, en el céntrico estado de Hidalgo, reventó un ducto de hidrocarburo y empezó a sustraer la gasolina.

Tras unas dos horas, y pese a la presencia del Ejército que poco pudo hacer para controlar a los centenares de personas que se acercaron a recoger el presiado líquido, se registró una fuerte explosión.

El ministro de Salud, Jorge Alcocer, indicó que el número de hospitalizados ha pasado de 66 a 58, porque en las últimas horas, además de los seis fallecidos, se dieron dos altas.

El gobernador del central estado de Hidalgo, Omar Fayad, tendió una mano a los familiares, asegurando que recibirán ayuda económica para el sepelio y se continuará con la investigación.

Por su parte el presidente Andrés Manuel López Obrador sentenció: "No nos vamos a olvidar de esta tremenda tragedia". Aseguró que la investigación continuará hasta "deslindar responsabilidades" y encontrar a los culpables de este suceso, una de las tragedias más mortales de México en décadas.

Lectores: 494

Envianos tu comentario