Nacionales
Masiva movilización

Los ciudadanos en las calles: "Colombia sí, terrorismo no"

  • Con camisetas, globos y banderas blancas, los manifestantes caminaron por una avenida hasta concentrarse en la histórica Plaza de Bolívar. (Foto: NOVA)
    Foto 1 de 2
  • Con camisetas, globos y banderas blancas, los manifestantes caminaron por una avenida hasta concentrarse en la histórica Plaza de Bolívar. (Foto: NOVA)
    Foto 2 de 2

Los colombianos vestidos de blanco salieron a las calles el domingo 20 de enero de 2019 para condenar el terrorismo, luego que un coche bomba en una academia de policía en Bogotá mató a 21 personas y dejó decenas de heridos.

El presidente Iván Duque, se unió a la manifestación que en esta ciudad se desarrolló desde el Parque Nacional hasta la emblemática Plaza Bolívar, en el centro de Bogotá.

Duque dijo en el contexto de la demostración que “no es una marcha política (…) Hoy estamos acá sin ningún distingo político. Esto no tiene color político, es un tema cívico, patriótico. Hoy marchamos todos como simples ciudadanos para rechazar la violencia”.

Bajo el lema “Colombia unida en contra del terrorismo”, miles de personas marcharon el domingo en las principales ciudades del país para rechazar la violencia, tres días después de que un ataque con un carro bomba, atribuido a la guerrilla  Ejército de Liberación Nacional (ELN), dejará 21 muertos y 68 heridos.

Con camisetas, globos y banderas blancas, los manifestantes caminaron por una avenida hasta concentrarse en la histórica Plaza de Bolívar, en el centro de Bogotá, en donde honraron la memoria de las víctimas con un minuto de silencio y batiendo pañuelo blancos. NOVA acompañó la marcha en Bogotá.

“Hoy estamos acá como simples ciudadanos rechazando el terrorismo, rechazando la violencia, mostrándole al mundo que este país unido es invencible”, dijo el presidente de Colombia, Iván Duque, durante la marcha en Bogotá.

El ataque del jueves contra la Escuela de Cadetes General Francisco de Paula Santander, el centro de formación de oficiales de la Policía Nacional, fue cometido con un carro cargado con 80 kilos de explosivos.

En el ataque, el peor de su tipo en los últimos 15 años en Colombia, murió el conductor del vehículo, que pertenecía al ELN, y 20 cadetes, jóvenes entre los 18 y 23 años que aspiraban a convertirse en oficiales de la Policía Nacional.

“Colombia sí, terrorismo no”, “No más policías ni militares muertos por el terrorismo”, gritaban los participantes en la protesta, muchos de los cuales se acercaban a los policías para abrazarlos en señal de apoyo.

“No quiero más violencia en mí país, no quiero más actos contra la Fuerza Pública ni contra cualquier civil. Es horrible lo que acabó de pasar” dijo Erika Fajardo, una estudiante universitaria de 23 años quien cubría su cuerpo con una bandera de Colombia.

En la anunciada como Marcha contra el Terrorismo también participó el ex presidente de Colombia Juan Manuel Santos, quien señaló que era una ocasión muy importante para rechazar el terrorismo y apoyar la paz y la reconciliación.

El ataque fue el más mortífero en el país, en 15 años, e hizo recordar algunos de los capítulos más sangrientos en el pasado reciente de Colombia.

Las autoridades han atribuido el ataque al Ejército de Liberación Nacional, la última guerrilla restante en el país tras el acuerdo de paz del 2016 entre el gobierno y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia.

Duque le ha pedido a Cuba que arreste a 10 comandantes rebeldes que han estado viviendo en la isla con su permiso, en un fallido intento de impulsar conversaciones de paz.

El Gobierno de Colombia, sectores políticos, sociales y la ciudadanía marcharon en varias ciudades del país en homenaje a las víctimas del atentado en la escuela de cadetes de esta capital.

Lectores: 494