Nacionales
"Le vamos a enseñar a las empleadas"

"La Madame": así se hacía llamar la mujer encargada de la polémica red de prostitución en Cartagena

Las autoridades también establecieron que las víctimas eran sometidas a aberraciones sexuales sin paga hasta "graduarse" de una escuela de proxenetismo y poder ejercer la prostitución.

Liliana Campos Puello, conocida como La Madame y acusada por la Policía de pertenecer a una red que sometió a abusos sexuales a más de 250 víctimas, entre ellas niñas y adolescentes, protagonizó videos en los que aparece teniendo sexo con clientes, los que eran difundidos como una muestra de las fiestas y orgías en las que participarían las nuevas víctimas de la organización.

 La turística Cartagena era el escenario donde La Madame recibía a jóvenes humildes, pero también tenía contactos internacionales de trata de blancas para traer a las mujeres desde el exterior bajo engaños, la mayoría, de Venezuela.

En uno de las fiestas, las involucradas aparecen en bikini en la cubierta de un yate junto con los presuntos clientes, con alcohol y música, mientras que “La Madame” le practica sexo oral a un individuo.

"Enseñando a las empleadas", dice el texto sobreimpreso de la grabación. Algunas miran con curiosidad, otras ignoran la situación y continúan su conversación.

Las autoridades también establecieron que las víctimas eran sometidas a aberraciones sexuales sin paga hasta "graduarse" de una escuela de proxenetismo y poder ejercer la prostitución. Después de ello, participaban en orgías sexuales en las que La Madame cobraba a los clientes 1.040 dólares por noche pero solo pagaba a las menores unos 340 dólares.

Un día antes de cada evento, Campos Puello organizaba una pasarela para seleccionar a las jóvenes que participarían de las reuniones sexuales.

Entre los detenidos está, también, Raúl Danilo Romero Pabón, capitán de Infantería de Marina de la Armada, contra quien las autoridades tienen abundante material probatorio que lo señala por ubicar a través de las redes sociales a niñas menores de 14 años de edad, abusar de ellas, comprar su silencio y ordenarles que se tatuaran su nombre en partes del cuerpo.

Lectores: 476