Nacionales
Todo muy turbio

Muerte de testigo clave en el Caso Odebrecht desestabilizó el proceso judicial

Antes de morir, algunas fuentes señalaron que el ex auditor intentaba que la justicia estadounidense lo convirtiera en testigo protegido.

A la muerte repentina del testigo clave del proceso, Jorge Enrique Pizano, el pasado jueves, se sumó el fallecimiento por envenenamiento con cianuro de su hijo Alejandro.

Esta última información fue confirmada por el Instituto de Medicina Legal y la Fiscalía de Colombia. "Según los resultados de la necropsia, la causa del deceso fue envenenamiento por ingesta de cianuro", señala un informe publicado por la Fiscalía.

El escándalo de Odebrecht llegó a ser bautizado como la "mayor red de sobornos extranjeros de la historia" y salpicó a presidentes, ex presidentes y diferentes autoridades a lo largo de América Latina.

En Colombia, Jorge Enrique Pizano fue quien realizó las denuncias más importantes de irregularidades en contratos y presuntos sobornos dentro de un proyecto de construcción de carreteras (Ruta del Sol II) en el que participaron consorcios colombianos y la empresa Odebrecht entre 2010 y 2014.

Pizano era uno de los auditores de aquel proyecto y desde 2015 hizo públicos graves descubrimientos en uno de los escándalos de corrupción más sonados en los últimos años en el país.

Antes de morir, algunas fuentes señalaron que el ex auditor intentaba que la justicia estadounidense lo convirtiera en testigo protegido a cambio de la evidencia que poseía.

Dos días después de su muerte, el canal de televisión colombiano "Noticias Uno" hizo públicos unos audios de 2015 en los que, aseguró el medio, se escucha hablar a Pizano con el actual fiscal general de Colombia, Nelson Humberto Martínez, dándole cuenta de las irregularidades.

Lectores: 572