Nacionales
Crisis legislativa

En el "limbo" propuestas anticorrupción: el Congreso no le da continuidad a los proyectos de la oposición

La reducción de los salarios de los congresistas y altos funcionarios del Estado, es una las tantas propuestas mencionadas.

De las 25 iniciativas anticorrupción de diferentes orígenes que llegaron al Congreso luego de la jornada de la consulta del pasado 26 de agosto, sólo dos han tenido movimientos favorables, en dirección hacia su aprobación, más allá de la designación de ponentes o las presentaciones de las ponencias para el primer debate.

El número dista mucho del deseo que el propio presidente Iván Duque Márquez manifestó el 18 de septiembre, cuando, con todas las cámaras y en compañía de las bancadas del Congreso, radicó los textos que se acordaron durante dos semanas en las sesiones de la mesa técnica anticorrupción.

Ese día, Duque dijo que su intención era hacer todo lo posible para que en diciembre estuvieran aprobadas varias de esas iniciativas que buscan atacar, desde distintos flancos, la corrupción en el país. “Ha sido un flagelo que ha golpeado a Colombia en todos los niveles y el 26 de agosto salimos a votar para solidarizarnos con el sentimiento colectivo y decir que llegó el momento de actuar con firmeza al unísono", dijo el primer mandatario, quien aseguró, además, que escucharía la voz de casi 12 millones de colombianos que se manifestaron en las urnas en la consulta anticorrupción.

Parece que no hay mucha intención por parte de la  Cámara de Representantes de sacar adelante esos proyectos, el pasado martes 23 de octubre, hundió la iniciativa que pretendía poner un límite de tres períodos a la permanencia en las corporaciones de elección popular. No sólo la sacó del camino, sino que, desde los debates, el Partido Liberal le intentó meter la condición de consecutividad al proyecto.

Por fortuna, la plenaria del Senado de la República incluyó esa limitación durante el segundo debate de la reforma política y revivió un asunto que ya parecía muerto. Sin embargo, aún queda abierta la posibilidad de que, al pasar la reforma política a la Cámara, los representantes que hundieron la limitación de períodos puedan meterle nuevamente la mano.

La reducción de los salarios de los congresistas y altos funcionarios del Estado y la fijación de un tope de 25 SMMLV para estos no tiene futuro. La ponencia está en manos del representante José Jaime Uscátegui, del Centro Democrático, y ese partido ha dejado claro que no apoya la reducción sino la congelación de los salarios.

Lectores: 606

Envianos tu comentario