Nacionales
Crucial encuentro

Duque se mostró cien por ciento comprometido con esclarecer el asesinato de líderes sociales frente al Papa Francisco

El papa Francisco le hizo a Duque, al concluir el encuentro privado, un medallón con una roca rota en dos pedazos pero que a su vez están unidos por las ramas de un olivo. (Dibujo: NOVA )

La lucha por estabilizar la paz, por derrotar al narcotráfico y  la corrupción y la situación en Venezuela, fueron los temas más importantes que el presidente de Colombia, Iván Duque, abordó ayer en su primer encuentro privado con el papa Francisco quien lo recibió en la Biblioteca del Palacio Apostólico Vaticano. 

 Pese a que el comunicado del vaticano informó en términos muy generales sobre el encuentro, como suele hacer siempre, el presidente fue más enfático al dar su interpretación en una rueda de prensa después del encuentro. “Recibí con agrado el mensaje del Santo Padre para que sigamos haciendo esta política fraterna para recibir a los hermanos venezolanos en nuestro país. Hemos acogido a los hermanos venezolanos que huyen de la desolación de la dictadura y lo seguiremos dando todas las oportunidades para que salgan de esa tragedia”, resaltó Duque.

 Según el comunicado del vaticano hubo un “fructífero intercambio de puntos de vista sobre la situación política y social de la región prestando especial atención en  las migraciones”.

Sobre el tema de la violencia en Colombia, el comunicado vaticano se limitó a destacar “la importancia del diálogo constante entre Iglesia y Estado” haciendo tácita referencia a la activa participación y mediación del Vaticano en el proceso de paz con las FARC Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia. El Papa quisiera que esta colaboración continúe sobre temas de común interés como “la lucha contra  la corrupción y el narcotráfico, la protección de la vida, la promoción de la legalidad y la protección del ambiente”.

El papa Francisco le hizo a Duque al concluir el encuentro privado: un medallón con una roca rota en dos pedazos pero que a su vez están unidos por las ramas de un olivo. “Deseo que sus manos sean como estas dos ramas, que unan a Colombia, que resuelvan esta fractura que ha durado 50 años”, dijo el Papa.

A lo que Duque respondió: “Este es precisamente el mensaje que siempre he pensado que era necesario transmitir a los colombianos: concentrarnos en lo que nos une, no en lo que nos divide”, dijo. En la parte pública de audiencia, Duque estuvo acompañado por 17 personas, entre ellas el canciller, Carlos Holmes Trujillo,  otros ministros y numerosos miembros de su familia.

Duque, afirmó que está comprometido con la paz y en contra del asesinato a líderes sociales,  ya que reconoció estar preocupado por los 300 crímenes.

Lectores: 502

Envianos tu comentario